La Flor de mayo (Broughtonia domingensis)

DATOS CURIOSOS DE LA RESERVA

DATOS CURIOSOS

 

La Reserva de Biosfera Jaragua Bahoruco Enriquillo es la primera y única Reserva en el país.

La Sierra de Bahoruco es el más corto de los sistemas de montañas dominicanos y a su vez, el segundo más elevado (Loma Alto del Toro con 2,367 msnm), de la porción oriental de la Española, la cual estuvo aislada por mucho tiempo, formando la paleoisla del Sur, al estar separada de los demás territorios por el inmenso canal marino que unía a la Bahía de Neiba por el oriente, con el Golfo de Gonaïves por el occidente.

En la Sierra de Bahoruco se conserva la mayor colección de orquídeas que de manera natural se concentran en un punto de la geografía nacional, pues esta  posee el 52% de las especies de este singular grupo botánico y, más curioso aún, es que la mayoría de ellas son endémicas o exclusivas de esta tierra encantada, la casa y el refugio del primer paladín de la libertad en América: Enriquillo.

La Sierra de Bahoruco no solo contiene grandes riquezas naturales, sino que además fue el lugar donde el Cacique Enriquillo se sublevó en contra de los españoles para luchar por la liberación de su raza, el primer grito de libertad en América.

De la inaccesibilidad de las montañas de la Sierra de Bahoruco da cuenta la Historia; allí estuvieron primero los indios alzadoscon Enriquillo, después los esclavos con Sebastián Lemba y otros cabecillas cuyos nombres la Historia no recoge. Los negros sublevados (cimarrones) se refugiaban en lugares, llamados manieles, con palenques, un área fortificada con fosos y estacas afiladas.

En la Sierra de Bahoruco están representadas 166 las orquídeas existentes en el país (lo que equivale a un 52%), de las cuales 32 (el 10%) son especies endémicas de la Sierra.

El Lago Enriquillo era un canal marino atrapado entre dos cordilleras, o más bien, un inmenso cuerpo de agua que separa dos sierras (la de Bahoruco y la de Neyba), pues es el reducto de un antigua canal marino que unía la Bahía de Neyba con el Golfo de Gonaïves o Bahía de Puerto Príncipe en Haití y que, por lo tanto, es una página viviente de la historia natural de la isla La Española.

El Lago Enriquillo ocupa el fondo de una plegadura (hacia abajo), del graben de Enriquillo, comprendido entre las fallas geológicas normales que se observan al Sur de la Sierra de Neyba, que al igual que el Lago Saumatre y la Laguna Trou Caimán de Haití, así como las Lagunas de Cabral, Juan Santiago, En Medio, Limón, El Café y la Sierra en el Valle de Neyba, constituyen el testimonio más fiel de la existencia de ese canal que atravesaba estos lugares.

Esta gran fosa tectónica se originó en el Mioceno, a mediados o final de la Era Neozoica (o Terciaria), hace aproximadamente 30 o 40 millones de años, pero que dejó de ser un canal marino muy entrado en el Pleistoceno (Era Antropozoica o Cuaternaria), hace apenas un par de horas en el tiempo geológico (uno y medio o dos millones de años), cuando dejaron de ser paleoislas entre las cuales se interponía.

El Lago Enriquillo por su gran valor ambiental, fue declarado por la Convención RANSAR como Humedal de Importancia Internacional y constituye una de las zonas núcleo de la Reserva de Biosfera Jaragua Bahoruco Enriquillo.

La razón por la cual el Parque Nacional Lago Enriquillo es un sitio AICAS (Área de Importancia para la Conservación de las Aves) es por la existencia de las especies que abundan a orillas del Lago tales como: el Pato espinoso (Oxyura jamaicensis), la Garza de rizos (Egretta thula) y Garzas tricolor (Egretta tricolor), así como diferentes especies de gaviotas.

Share This:

Deja un comentario